Altos cobros en concesiones de agua en 2016 afectaron a productores

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Diciembre 2016
compartir
Ganaderos Cundinamarca reclaman actuación de la CAR, Corporación Autónoma Regional de Cundimarca, CAR, Licencia de riego CAR, ganaderos afectados por cobros de concesión de agua, cobros concesión de agua, Corporación Autónoma Regional del Tolima, cortolima, cobro por agua concesionada, concesión de aguas, decreto 155 de 2004, Tolima, marcha cobro agua 27 septiembre Tolima, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
Este año, la implementación del Decreto 155 de 2004 aumentó de forma exagerada las tarifas por concesión de agua. Foto: www.araucastereo.com / CONtexto ganadero
En Cundinamarca y Tolima, ganaderos y arroceros reclamaron por las elevadas tarifas que les cobraron las Corporaciones Autónomas. En este último departamento, se debió a la aplicación de un Decreto que les aumentó hasta en 200 % el valor a pagar.
 
Las diferencias de los ganaderos con las Corporaciones Autónomas Regionales han prevalecido desde su fundación en 1993. Aunque en algunos casos sus determinaciones son razonables (como las sanciones por árboles talados), en otros son indolentes frente a los productores.
 
En Cundinamarca y Tolima, los ganaderos han manifestado su desacuerdo en la forma según la cual la CAR ha implementado la normatividad que regula los cobros por concesión de agua, reglamentados en la Ley 99 de 1993 y el Decreto 155 de 2004. (Lea: Cuestionan actuación de CAR en cobros por concesión de agua)
 
Algunos propietarios de fincas en la sabana de Bogotá se sorprendieron cuando funcionarios de la entidad ingresaron a sus predios sin previo aviso y comenzaron a verificar el tamaño del predio y del inventario bovino, así como el consumo del líquido en la finca y los usos para los que se destinaba.
 
Fredy Muñoz Bernal, productor en Nemocón, contó que la entidad lo obligó a cerrar su pozo profundo hace 3 años, mientras que a un vecino suyo le otorgó la licencia para abrir otro.
 
“Yo tuve un pozo durante mucho tiempo y solicité la concesión de agua subterránea para legalizarlo, un proceso que duró 10 años hasta que hace 3 finalmente me dijeron que tenía que sellarlo con una plancha de concreto”, sostuvo.
 
Lo que más lo molestó fue que mientras en su predio tuvo que renunciar totalmente al pozo, a unos cuantos metros sus vecinos pudieron construir uno propio. (Lea: Ganaderos de Cundinamarca reclaman por cobros exagerados de la CAR)
 
“Unos vecinos que llegaron hace 2 años hicieron un pozo de 280 metros (de profundidad) y 8 pulgadas (de ancho) y como son socios de Ecopetrol, les dieron la licencia rápido y pueden sacar toda el agua que quieran”, añadió.
 
También son continuas las quejas por obras que no cumplen, como las obras de desecación en la laguna de Fúquene. Al respecto, Alonso Ramírez, ganadero en Susa, explicó que los valores de las facturas son exagerados y no pueden ser costeados por ellos.
 
La CAR nos está cobrando las obras de desecación de los años 2012, 2013 y 2014. Resulta que exigen el pago de una cantidad de predios donde ni siquiera hay vallados. Llevamos 3 o 4 años sin llover y los que tenemos vallados, están tapados”, señaló.
 
En Tolima ocurrió un problema mucho peor. A partir de este año, la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima, empezó a hacer la implementación de la fórmula fijada por el Decreto 155 de 2004, con la cual se reglamentaron las tazas por utilización de aguas superficiales y subterráneas.
 
Esto generó aumentos exagerados en sus facturas, que iban entre 170 % a 200 %, e incluso más en algunos casos. Juan Pablo Rodríguez, arrocero de Alvarado, explicó que el Ministerio de Medio Ambiente estableció un aumento de la tarifa fija de $0,84 por cada metro cúbico a $1,80, incremento que se hará gradualmente hasta 2028.
 
Sin embargo, lo que más afectó a los productores fue el alza en el factor socioeconómico, que se aplica de forma distinta para cada departamento y que es el que ha provocado los incrementos que más los inquietan. De acuerdo con Rodríguez, el Tolima tiene el factor más alto a nivel nacional. (Lea: Denuncian aumentos exagerados en cobros de agua en Tolima)
 
Ese aumento de la tarifa fija es más del doble de lo que nosotros estamos pagando, adicional a la fórmula. Todos estos factores llevarían a que paguemos más de 1.000 % de lo que estamos cancelando hoy en día”, aseguró el arrocero.
 
Los incrementos se hicieron a principios de año, justo en el peor momento del verano, cuando no tenían agua. Rodrigo Peláez, ganadero del mismo municipio, señaló que la factura trimestral por el agua incrementó en 214 %, al pasar de $2 millones 800 mil a $6 millones.
 
Por esta razón, los productores salieron a marchar el pasado 26 de septiembre en Ibagué, para reclamar una modificación en la fórmula. Gracias a esta iniciativa, lograron sentarse con los funcionarios del MinAmbiente y de Cortolima, con quienes acordaron que el factor socioeconómico e reduciría de 1 a 0,6 por los próximos 15 años y se incrementaría gradualmente.
 
Rodríguez señaló que con esta modificación, los productores recibirían un alivio cercano al 30 % durante el período que se haga el aumento. (Lea: Productores de Tolima marcharán por alzas excesivas en concesión de agua)
 
Por su parte, Mauricio Olaya, ganadero en Tausa, reconoció que la autoridad ambiental designada para hacer estos cobros es la CAR pero cuestionó el papel que cumple la entidad en este tipo de cobros y la forma como los hace.
 
“Que la CAR está politizada o haga malos manejos, no quita la responsabilidad ni puede servir como excusa para no cumplir con el buen uso del recurso hídrico. (...) No justifico a la CAR por sus malos manejos, pero es la entidad ambiental que por ley tiene que hacer cumplir esas normas”, indicó.