Sequía afecta de forma dramática a ganaderos del norte de Bolívar

Por: 
CONtexto ganadero
15 de Enero 2016
compartir
Bolívar, Mahates, Canal del Dique, Cooperativa de Productores de Leche de Mahates, Prolasam, Acopio de leche, Producción de leche, producción láctea, verano, verano en Bolívar, sequía, afectaciones cambio climático, afectaciones colombia fenómeno de el niño, Fenómeno de El Niño, Fenómeno de El Niño Colombia, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
El canal de Dique ha reducido su caudal y los municipios aledaños empiezan a sentir con fuerza el verano. Foto: @FUNAD_ONG
Una de las consecuencias más graves para los ganaderos de la zona ha sido la baja en la producción de leche por la falta de agua y alimento para las reses.
 
Carlos David Arciniegas Villegas, profesional en Cartagena de Gestión de Proyectos Estratégicos del Fondo Nacional del Ganado, FNG, señaló que el norte de Bolívar está empezando a sufrir los embates del fenómeno de El Niño.
 
Municipios próximos al Canal del Dique como Mahates, que antes se beneficiaban con el afluente, empezaron a sufrir los rigores del verano con la baja del río, que ha registrado niveles de hasta un 55 % menos de lo que se encuentran normalmente en esta época.
 
Gabriel García, presidente del consejo administrativo de la Cooperativa de Productores de Leche del municipio, Prolasam, señaló que se sienten “asfixiados” por la falta de agua y alimento que provocó la baja en la producción. Según él, esta disminución comenzó desde diciembre cuando se intensificó el verano.
 
Las aguas han sido escasas, los pastos se han ido secando y las temperaturas muy fuertes. No tenemos las condiciones adecuadas en la finca para soportar los cambios de temperatura tan fuertes porque somos pequeños productores”, señaló García.
 
Los ganaderos recibieron un apoyo del Ministerio de Agricultura para establecer 66 hectáreas de pastos de corte, una para cada ganadero, pero no germinaron debido a la mala planeación y a la demora para implementarlos. (Lea: Producción de leche se redujo hasta en un 60 % por cuenta del verano)
 
El establecimiento de los pastos no fue eficiente porque no hubo lluvias. El proyecto fue atrasado por diversas situaciones. Se sembraron en septiembre pero ni en ese mes ni en octubre llovió, que eran los de mayores niveles de precipitación”, añadió.
 
Ante la falta de alimento para suministrar alimentos, García ha recurrido a sus vecinos para comprarles pastos o incluso recibirlos como regalo. De lo contrario, se ve obligado a comprar productos que venden en el sector de El Viso, donde se siembran hectáreas de caña de azúcar.
 
Ahí venden la tonelada, uno la consigue hasta por $150 mil. La carga de un camión, que tiene más de una tonelada, vale $300 mil. Todo eso es una ayuda y uno trata de encontrar lo que pueda”, manifestó. (Lea: Silos de caña de azúcar, mejores de lo que usted se imagina)
 
Anteriormente, la finca de García producía 120 litros o 3 cantinas, mientras que hoy en día solo produce 35 litros. Esta dramática reducción también se dio porque el ganadero tuvo que descargar su finca. De 25 animales que pastaban en su predio, ahora solo hay 14.
 
Ángel Moreno, gerente de Prolasam, advirtió que en total se ha reducido en más de un 50 % la producción de toda la cooperativa. (Lea: Aumenta acopio de leche, no así precio al que la paga la industria)
 
La producción normal eran entre 2.500 y 2.700 de litros diarios. Ahora, está en 1.000 o 1.200 litros entre los 66 ganaderos, pero pensamos que la producción va a bajar más”, aseveró con preocupación.
 
Esto ha sido producto de la falta de alimento para las reses. Por eso, tanto Moreno como García reclamaron mayores ayudas para los pequeños productores de la región.