Mueren bovinos en Atlántico sin que las autoridades actúen

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Enero 2017
compartir
muerte súbita en bovinos, causas muerte súbita bovinos, muerte repentina de bovinos, intoxicación nitratos nitritos, enfermedades sistema nervioso central, deficiencias minerales, deficiencia de cobre, muerte terneros Atlántico enero 2017, muerte terneros Baranoa Sabanalarga Atlántico enero 2017, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
Entre Baranoa y Sabanalarga, en Atlántico, han muerto varios terneros de forma súbita. Foto: Carlos Forero.
Así lo denunció una reconocida ganadera del municipio de Baranoa, quien advirtió sobre los decesos que vienen ocurriendo desde el pasado mes de diciembre sin que ninguna entidad sanitaria investigue o haga algo para prevenirlo.
 
Celeste Volpe de Llinás, propietaria de una importante explotación ganadera del departamento atlanticense, afirmó que ya se han presentado muertes de terneros en por lo menos 3 predios vecinos, incluido el suyo.
 
“El señor de enfrente tenía 10 y se le murieron 3. El empleado de la finca me dijo que (los animales) están bien y de pronto caen muertos. A mí me llamó la atención porque a mí se murieron 2 terneros grandes así y no era carbón ni otra cosa porque están vacunados”, sostuvo. (Lea: 9 causas de muerte súbita en los bovinos)
 
Una tercera finca en el municipio de Sabanalarga también reportó una gran cantidad de decesos, lo que preocupó a la ganadera debido al valor que tienen estos animales porque suponen la descendencia para continuar en el negocio.
 
Si bien no tiene certeza de las causas que produjeron las muertes, Volpe explicó que el aumento de la humedad relativa por las lluvias de diciembre y enero podría haber influido en la multiplicación de parásitos como la mosca brava.
 
Según ella, esta misma situación se presentó tras la ola invernal de 2010-2011, luego de la cual muchos animales perdieron la vida de forma súbita por enfermedades relacionadas con el aumento de las lluvias. (Lea: Muerte súbita en bovinos, un tema al que se le debe prestar atención)
 
Carlos López, empleado de una tienda de insumos agropecuarios en Sabanalarga, confirmó que estos casos ocurrieron en diciembre y atribuyó los decesos al timpanismo.
 
“El mes pasado nos pidieron ayuda por unas muertes súbitas pero eso fue timpanismo. Pensamos que eran casos aislados pero al parecer no es así”, indicó.
 
Sin embargo, para Volpe estos casos tienen que ver con un problema más grave, similar a lo que ocurre en el Altiplano Cundiboyacense o incluso en Bolívar, y es lo que tiene que ver con los nutrientes del suelo.
 
La ganadera precisó que las deficiencias de cobre en la tierra y por consiguiente en el pasto, podrían afectar a los animales y provocar una ruptura en la aorta que llevaría a una muerte inmediata. (Lea: Por negligencia de Fiduagraria mueren más bovinos intoxicados con nitratos)
 
Ausencia de los organismos de control
 
No obstante, lo que más le preocupa a la ganadera es que las autoridades no se han hecho presentes en la zona para verificar estas denuncias.
 
Aquí no le paran bolas (a estas muertes). Este es un país que solo piensa en fiesta y no le han puesto atención a la mortalidad de terneros pequeños e inclusive en los grandes”, indicó Volpe.
 
Este lamento también se debe a la escasa ayuda de profesionales veterinarios, que en años anteriores había sido garantizada por la presencia de los funcionarios del Fondo Nacional del Ganado, FNG, en la época que era administrado por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.
 
Sin embargo, desde que Fiduagraria asumió la administración del Fondo en enero de 2016 y luego cuando la Superintendencia de Sociedades determinó su liquidación en mayo, la presencia se redujo al punto de que los ganaderos no cuentan con ese apoyo que antes tenían de los profesionales del FNG. (Lea: Las diversas fuentes del cobre para suplementar a los bovinos)
 
Aquí ya no tenemos ninguna ayuda, ni el Gobierno ni nadie sino para dañarle lo poquito que tiene uno. De resto no dan apoyo en nada. Antes contábamos con los profesionales de Fedegán, que nos asesoraban para evitar muertes, que hacían charlas o cursos, pero ahora no hay nada”, comentó un ganadero que prefirió la reserva de su nombre.
 
Por su parte, Volpe hizo un llamado a los organismos de control para que hagan una verificación de la zona y controlen este tipo de problemas para evitar más muertes, pues el deceso de un solo bovino representa una enorme pérdida para los pequeños y medianos ganaderos.