Fantasma del secuestro atemoriza a ganaderos del país

Por: 
CONtexto Ganadero
25 de Julio 2016
compartir
Secuestro de ganaderos, secuestro de ganaderos colombia, noticias secuestro de ganaderos, secuestro de ganaderos cifras, secuestro de ganaderos fedegán, lafaurie secuestro de ganaderos, CONtexto ganadero
Lafaurie señaló que lamentablemente el país está volviendo a vivir escenarios que se creían superados. Foto: arapaimaregput.blogspot.com.
2 casos en los últimos días han generado alarma entre los productores por cuenta de un delito que creían erradicado. A eso se suma la preocupación por los recurrentes hechos de abigeato, carneo y hurto de enseres, a los cuales prestan poca atención las autoridades.
 
El caso más reciente fue el Abilio Delgado Cáceres, un hombre dedicado desde hace muchos años a la actividad ganadera y quien fue plagiado el pasado 18 de julio en el municipio de Durania, en un sector habitualmente conocido como ‘tejarito’ , en la vereda Hato Viejo.
 
En declaraciones concedidas al diario La Opinión de Cúcuta, el coronel Jhon Jairo Aroca Mejía, comandante de la Policía de Norte de Santander aseguró que la víctima iba acompañada por 2 personas más, quienes fueron dejadas amarradas en el lugar. (Lea: ¿Cómo ejerce un ganadero su oficio en medio de amenazas y extorsiones?)
 
Aroca destacó que “Delgado Cáceres es un ganadero de la zona que se dedica a la comercialización de leche, quien se dirigía a Cúcuta en el momento en el que fue secuestrado. Se hizo un despliegue, en coordinación con el Ejército Nacional, para dar con el paradero de este ciudadano; se adelantan las investigaciones y se le brinda acompañamiento a la familia”, sostuvo al medio local.
 
A través de su cuenta en la red social Twiter, el gobernador del departamento, Yebrail Haddad dijo que la hipótesis que se maneja apunta a la delincuencia común como autores del hecho.
 
El de Delgado Cáceres, se suma al secuestro que el pasado 12 de julio sufrió el también ganadero Luis Eduardo Zárate. Este hecho se presentó en Codazzi, Cesar y fue cometido por hombres del Ejército de Liberación Nacional, ELN.
 
A pesar de que la rápida actuación del Ejército permitió su liberación, no se logró la captura de los delincuentes. El productor había sido raptado en su predio La Pedrogosa, hasta el que llegaron hombres que manifestaron pertenecer al grupo insurgente y procedieron a llevárselo. (Lea: “El camino a la paz nos lleva de regreso a épocas ya superadas”: Lafaurie)
 
Sobre este tipo de hechos, José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, señaló que lamentablemente el país está volviendo a vivir escenarios que se creían superados y que vuelven a generar zozobra e incertidumbre en todos aquellos que conforman el sector rural.
 
“Todos los delitos son terribles, pero es el secuestro el más deleznable porque la persona se ve afectada en su integridad, afecta la moral suya y de su familia y, en la gran mayoría de casos, debe sentir la indiferencia y olvido del Estado y la sociedad que en poco tiempo olvida su situación”, expresó.
 
El dirigente condenó que el país esté retomando una senda que ha hecho que muchos delitos hayan vuelto a tomar fuerza. En su criterio, los malhechores están aprovechando la actitud de las autoridades que por cuenta del proceso de paz y según se lo han hecho saber desde las regiones es cada vez más laxa. (Lea: Denuncian creciente ola de inseguridad en Cesar)
 
Considera que fantasmas como el del secuestro se ciernen de nuevo sobre el sector productivo y ”ello pone en riesgo la vida de quienes allí habitan, la tranquilidad de aquellos que solo quieren trabajar y la estabilidad de una economía que con mucho tiempo y esfuerzo se había podido estabilizar”.
 
A los 2 casos citados de secuestro se suman las constantes denuncias que de todos los rincones de Colombia llegan sobre casos de abigeato, carneo, robo de enseres, extorsiones que no paran, entre otros delitos que perjudican a grandes, medianos e incluso pequeños productores.
 
El llamado del presidente ejecutivo del gremio cúpula de la ganadería es a prestar atención a las necesidades del sector, fortalecer las tareas de vigilancia, destinar más recursos a la infraestructura vial, todas esas necesidades de primer orden que ayudarán a convertir al campo en eje de desarrollo y producción.