Este fue el panorama de extorsiones en Colombia el año pasado

Por: 
CONtexo ganadero
04 de Enero 2017
compartir
Extorsión en Colombia, Extorsión a Ganaderos, aportes a la paz, extorsión carcelaria, llamadas millonarias, vacunas a ganaderos, CONtexto ganadero
Desde hace años, ganaderos han tenido que pagar extorsiones o ‘aportes para la paz’, como suelen llamarse estos cobros. Foto: CONtexto ganadero.
La extorsión es uno de los tantos flagelos de los que son víctimas aquellas personas que viven en el campo, especialmente las que se dedican a la ganadería. Miembros de grupos al margen de la ley y bandas de delincuencia común son los principales responsables.
 
Desde hace muchos años, ganaderos a lo largo y ancho del país han tenido que pagar extorsiones o ‘aportes para la paz’, como se suelen denominar este tipo de cobros. La falta de seguridad en el sector rural y el miedo a denunciar complican la situación.
 
Solo en 2016, CONtexto ganadero conoció más de 15 denuncias de ganaderos de zonas como Bolívar, Norte de Santander, Santander, Cesar, Magdalena, Guaviare, Putumayo, Arauca, Meta, Caquetá, Casanare y Huila, quienes reportaron la vigencia de esta problemática en sus regiones. (Lea: ¿Fin del conflicto con las Farc también lo será de las extorsiones?)
 
A finales de mayo de 2016, los ganaderos de Bolívar denunciaron sentirse desamparados ante la extorsión del ELN.
 
Productores del municipio de Morales revelaron que ninguna autoridad los ayudó en su momento frente a las amenazas del grupo guerrillero, a pesar de encontrarse dentro de una Zona de Reserva Campesina, ZRC. Según ellos, estaban siendo forzados a participar en una marcha convocada por el ELN.
 
Javier González*, ganadero de Morales, Bolívar, aseguró que desde agosto del año pasado, la guerrilla del ELN había estado extorsionando a los campesinos del sur del departamento de forma constante y sistemática.
 
Asimismo, Oscar Martínez, representante legal de la Asociación de Productores Multisectoriales del Catatumbo, Asopromuca, aseguró que el tema de orden público, la presencia de toda clase de actores y grupos al margen de la ley y la ineficacia del Estado han tenido un impacto negativo en la actividad. (Lea: Problemáticas de quienes se dedican a la ganadería en el Catatumbo)
 
Según el dirigente, solo el municipio Tibú, uno de los más grande de la región, pasó de tener 150 mil cabezas (cifra que se manejaba antes que se desbordara la presencia de los grupos armados) a 22 mil, esto a causa de las presiones, la extorsión y el hurto de ganado.
 
En ese mismo sentido se manifestaron los productores de El Difícil, Magdalena, quienes dijeron que las extorsiones se presentan con mayor frecuencia en ciertas épocas del año. Se presume que algunas llamadas provienen de centros carcelarios y otras de pequeñas bandas delincuenciales de la región.   
 
Darío Escorcia Muñoz*, importante miembro del sector ganadero de Ariguaní, señaló que el panorama de seguridad es complicado en el municipio de El Difícil  y que tanto productores pecuarios, como comerciantes, profesores y ciudadanos en general son víctimas de llamadas extorsivas.
 
 “Tenemos conocimiento de que algunas llamadas las realizan desde las cárceles y les piden a las víctimas consignar a cuentas bancarias o hacer giros de dinero. La ola de extorsión se calma por momentos, pero apenas huelen que hay plata, ven que empieza a llover o que han pagado las primas, volvemos a ser presionados”, aseveró a principios de junio el productor. (Lea: Ganaderos de El Difícil están cansados de la extorsión)
 
De acuerdo con diferentes actores del sector productivo de Guaviare, a pesar de que las Farc se encontraban en medio del proceso de paz, los guerrilleros seguían cobrándoles vacunas a pequeños y medianos ganaderos de acuerdo a la cantidad de animales que tuvieran.
  
Un importante productor que hace parte del gremio pecuario de San José del Guaviare, y quien prefirió reservar su identidad por cuestiones de seguridad, aseguró que los miembros de dicha guerrilla siguieron realizando cobros de vacuna en la región, situación que se volvió insostenible.
 
“Ellos (las Farc) van a las fincas, les solicitan a los ganadores los registros de vacunación, y partiendo del número de animales que tengan, les informan de cuanto es el ‘aporte por la paz’ y luego los citan en una vereda a donde tienen que llevar la contribución”, relató.
 
Agregó que el cobro ‘voluntario’ que exigen por cabeza es de $ 20 mil y llevan contabilizado cuantos animales tiene cada ganadero. (Lea: Denuncian cobros de 'aportes para la paz' por parte de las Farc)
 
A principios de agosto, la Federación de Ganaderos de Santander y sus zonas de influencia, Fedegasán, alertó a los ganaderos sobre una modalidad de estafa que se estaba presentando y sobre algunos casos de hurtos de bovinos y ovinos que ocurrieron en las fincas de la región por esa época.
  
Al parecer, ganaderos estaban recibiendo lo que se conoce popularmente como la 'llamada millonaria'. Sin embargo, en ese momento no se tuvo mayor información y no se identificó qué grupo delincuencial estuvo detrás de los hechos.
 
La situación es mucho más complicada en Arauca, pues los ganaderos no solo le temen a la extorsión, sino a los asesinatos.
 
Andrés Pedraza Amaya*, un reconocido ganadero de Tame, aseveró que "últimamente" el ELN está demostrando su fuerza y poderío en la región colocando bombas en las carreteras y cometiendo asesinatos. (Lea: Ganaderos de Tame temen por asesinatos y extorsiones)
 
Indicó que con estos actos están diciendo "aquí estamos" y apuntó que al parecer el ELN quiere probar que con ellos es mejor dialogar y no pelear.
 
"A pesar de que el Gobierno y el ELN hayan empezado a dialogar acerca de la paz, aquí ellos continúan cobrando las extorsiones como de costumbre", sostuvo.
 
Señaló que el gremio y la comunidad en general tienen claro que la persona que decida no pagar la extorsión "seguramente" la van a asesinar o tendrá que optar por irse de la región
 
Cómo estos fueron muchos los casos que se conocieron en las diferentes regiones.  Los ganaderos colombianos solicitan apoyo por parte de las autoridades y del Gobierno Nacional para darle solución a esta problemática que afecta la seguridad y desestimula el desarrollo y la economía del sector. (Lea: Ganaderos ejercen su oficio en medio de amenazas y extorsiones)