Ensilaje de papa, una mermelada energética para bovinos

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Agosto 2015
compartir
Ensilaje de papa
El FNG recomienda suplementar cada vaca con 4 kilogramos de este producto al día. Foto: CONtexto ganadero.
En Nariño, a raíz de la sobreoferta del tubérculo, los ganaderos eligen este alimento como una opción nutricional para los animales. Aprenda a preparar silo de papa.
 
Teniendo en cuenta los alcances del Fenómeno de El Niño, en diferentes zonas del país, los expertos recomiendan que previo a largas temporadas secas, se prepare alimento para los animales. Hay muchos productos provenientes de la tierra, no solo pasto, maíz, sorgo o avena, que pueden contribuir al mantenimiento y mejoramiento de los niveles nutricionales bovinos, entre esos la papa.
 
De acuerdo con Héctor Jairo Correa, doctor en Ciencias de la Producción Animal, “la suplementación con papa podría constituirse en una alternativa que tendrían los ganaderos para suministrar la energía necesaria a las vacas”. (Lea: La papa, alternativa de suplemento alimenticio para el ganado)
 
 Lorena Mora Corral, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal en Nariño, del Fondo Nacional del Ganado, FNG, indicó que en esta región del país el precio de la papa es bajo.
 
“Se usa la papa de descarte, pero que no esté podrida. Entonces, en un tanque se pueden verter 1 o 2 bultos de papa, se ponen 5 kilogramos de melaza y agua, con esta se deja tapado el tubérculo unos 5 centímetros y después se echa aceite, puede ser pollinaza o aceite vegetal; su función es como la de una tapa. Luego se cubre con una bolsa de plástico, con el fin de evitar la presencia de mosquitos, polvo o mugre”, explicó Mora.
 
Según la profesional del FNG, el tubérculo se debe dejar en ese estado durante 30 días. “Se pica el producto, porque la papa cuando es demasiado grande no podría ser consumidad por el ganado, su presentación es como una mermelada. Al momento de suministrarse se retira la capa de aceite que se forma. Lo más recomendable es dar hasta 4 kilogramos diarios por animal”. (Lea: La suplementación múltiple)
 
Una de las ventajas de este alimento son sus aportes energéticos, en especial en esta región del país. “La papa cuenta con almidones de alto valor energético que pueden servir para la producción de grasa, para la ceba de animales o para la calidad de la leche”, afirmó en CONtexto ganadero, Héctor José Anzola Vásquez, coordinador de Investigación y Desarrollo del FNG.
 
Tenga en cuenta
 
Anzola dijo que lo más recomendable es alimentar un animal, cuyo peso promedio sea de 500 kilos, con máximo 6 kilos de papa, y que en lo posible esté picada y lavada.
 
“Lo único que las vacas y los novillos pueden comer en exceso es pasto, porque su evolución digestiva está ligada a ese proceso. Pero si se le suministra papa en grandes cantidades, no solo tendrán problemas digestivos, también acidosis, lo que provoca que disminuya la producción”, enfatizó el vocero del FNG.
 
Maíz, levadura y melaza, otra opción para alimentar al bovino
 
Mora comentó que también es recomendable que los ganaderos produzcan un suplemento a base de maíz, levadura y melaza. (Lea: Dieta bovina ideal en Boyacá y Cundinamarca para este periodo)
 
Hay que recordar cómo se hacía la chicha de maíz en tiempos pasados los indígenas. Para ello se tiene en cuenta la fórmula madre: 4 kilos de agua, 4 kilos de melaza, 80 gramos de azúcar y 80 de levadura, la que se utiliza en la panadería. Luego al maíz se le vierte esta mezcla líquida y se hace la prueba del puño: que no quede tan compacto y que tampoco se deshaga. Se deja secar y se le suministra a los animales al siguiente día. Es rico en energía y ha tenido muy buenos resultados, ya hay fincas que dejaron a un lado el concentrado y usan esta receta, porque hace que se mejoren los parámetros reproductivos”, enfatizó Lorena Mora.
 
La profesional del FNG añadió que quienes estén interesados en recibir capacitaciones en esta zona, así como se realizan con la Asociación de Ganaderos del Municipio de Contadero, Asolacc, deben comunicarse al número (2) 725 27 97. (Lea: Alimentación y sanidad, aspectos importantes en el periparto bovino)