5 zonas del país con vías terciarias afectadas por las recientes lluvias

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Octubre 2016
compartir
Vías terciarias afectadas por lluvias, vías terciarias Colombia, vías terciarias en antioquia, vias terciarias en casanare, vías terciarias en Chocó, Vías terciarias en Caquetá, vías terciarias La Guajira, sector productivo, sector ganadero, reparación a vías terciarias, estado de las carreteras terciarias, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
Con la llegada de las lluvias, los ganaderos ya empezaron a reportar carreteras inundadas que dificultan el tránsito de carros y camiones. Foto: CONtexto ganadero
Como es habitual en Colombia, cuando inicia la temporada invernal las vías terciarias se deterioran y se hace imposible el tránsito. CONtexto ganadero presenta 5 lugares donde ya se registran inconvenientes por el mal estado de las carreteras.
 
Aunque las precipitaciones no han sido tan intensas como en años anteriores, en algunas regiones del país han caído aguaceros de forma continua que ocasionan problemas en las vías terciarias, donde la gran mayoría no cuentan con pavimento y se vuelven intransitables.
 
En Puerto Berrío, Antioquia, los camiones ya no pueden pasar por algunas vías terciarias e incluso algunas secundarias que conducen a otros municipios como Yondó. (Lea: Vías terciarias siguen en pésimo estado tras primer semestre del año)
 
“Hay pasos que se han puesto muy duros por el invierno. Ya hemos tenido inconvenientes en algunas zonas, como la vía Puerto Berrío – Yondó, Remedios y Segovia. Cuando llueve demasiado, los camiones no entran”, precisó Juan Esteban Moreno, productor de la zona.
 
Según explicó, los más perjudicados son los ganaderos y productores agrícolas, pues el acceso a las fincas y el transporte de ganado se han restringido en los últimos días. Agregó que para que un camión se movilice por la carretera, el conductor debe esperar hasta 6 horas para que se seque.
 
En La Guajira, José Ángel Brito, ganadero de Riohacha, manifestó que si en verano las vías veredales no se podían transitar, ahora que comenzó el invierno se hace toadvía más difícil recorrer estos caminos. (Lea: El reto urgente de las vías terciarias en Colombia)
 
“En La Guajira no tenemos ni vías primarias. La única que tenemos es la Troncal del Caribe, de resto las otras están en muy mal estado. Ahora tenemos problemas para penetrar a las fincas”, indicó.
 
Para Brito, así como los ganaderos han trabajado solos en sus fincas de puertas para adentro, también deben hacerlo de puertas para afuera. Ellos mismos son los que se encargan de desatascar los camiones, halándolos con tractores o removiendo el barro con palas, paladraga y cualquier otra herramienta que deban emplear.
 
En el municipio de Tauramena, en Casanare, el productor Uriel Ruiz Aguirre contó que los caminos hacia las veredas llevan dañados mucho tiempo. (Lea: El verano no se ha aprovechado para reparar vías terciarias del país)
 
“Los municipios no tienen presupuesto, entonces no pueden mandar a arreglar esas vías. En esta época, los carros y los camiones ya pueden movilizarse por culpa del invierno. El Gobierno o la Alcaldía deberían invertir plata para arreglarlas”, indicó.
 
En Chocó, la vacunadora de bovinos Silvia Castillo reportó que en el municipio de Acandí las vías siempre han estado deterioradas, aunque el daño se agrava con la llegada de las lluvias.
 
Ahora estamos en invierno, está lloviendo todos los días. Para transportarnos, nos toca en bestias porque los carros no pueden pasar”, señaló. (Lea: Mal estado de las vías aumenta los costos de producción)
 
Finalmente, Yamil Rivera, presidente de la junta directiva del Comité de Ganaderos de Caquetá, aseguró que a pesar de que la temporada más fuerte de precipitaciones ya pasó, aún quedan vías averiadas por los aguaceros.
 
“En las vías de Valparaíso, Solita, Cartagena (del Chairá), todavía tienen problemas porque los carros se quedan pegados, porque el invierno no ha pasado del todo. Se presentan inundaciones o se quedan atascados por el barro”, dijo.
 
En este caso, los transportadores deben esperar entre 4 y 5 horas a que se seque. Para repararlas, los propietarios de finca, así como las entidades públicas y privadas, “se meten la mano al bolsillo”, para contratar maquinaria y tratar de repararlos.
 
Los ganaderos consultados se quejaron porque en medio de las dificultades que trajo el verano, el Gobierno no aprovechó esta temporada para reparar las carreteras terciarias de forma definitiva.