5 formas de evitar intoxicaciones en bovinos por nitratos en pastos

Por: 
CONtexto Ganadero
01 de Abril 2016
compartir
nitratos en pastos intoxicación tratamiento
La acumulación alta de nitratos en pastos intoxica al ganado. Foto: nitratosynitritos1.blogspot.com / grupo-gema.blogspot.com.
Desde días pasados se han reportado casos de intoxicación en bovinos localizados en el Altiplano Cundiboyacense por acumulación excesiva de nitratos en las pasturas y ensilajes. CONtexto Ganadero da a conocer 5 medidas para evitar este hecho, que ha ocasionado la afectación de más de 500 reses.
 
Gonzalo Maldonado Gómez, presidente de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Jersey, Asojersey, le relató a esta redacción que su hato bovino ha sido golpeado por la intoxicación de nitratos. 2 de sus vacas murieron y un grupo más se encuentra en tratamiento para procurar evitar su pérdida. (Lea: Continúa alerta por intoxicación de nitratos en Cundinamarca y Boyacá)
 
Ante esa situación, que describió como “dramática”, toda vez que aún hay desconocimiento entre los ganaderos sobre las secuelas de la intoxicación, se refirió como médico veterinario a las medidas que se pueden emplear para prevenir las intoxicaciones.
 
Reseñó que la presencia de nitratos en pastos es estacionaria y por eso se volverá a presentar cuando en periodos de sequía prologados comiencen a caer lluvias leves, hecho que se reporta en zonas frías de Colombia y el mundo entero.
 
Expuso que los bovinos consumen pastos con presencia de nitratos durante todo el año, los cuales se transforman en el rumen y se convierten en proteína, pero cuando los niveles de ellos son altos, alrededor de 500 partes por millón en forrajes, se ven las intoxicaciones.
 
De esta forma, anotó que la primera forma de prevenir la intoxicación es evitar que el ganado pastoree todo el predio donde se corre el riesgo de aparición de los elemenos que provocan el mal. (Lea: 5 causas de la acidez de suelos y la forma de enmendar)
 
No obstante, el productor deberá dejar que el ganado coma pasto en pequeñas proporciones. Esto quiere decir, apuntó Maldonado Gómez, que el productor se verá en la obligación de acudir a la compra de suplementos. Los silos, melaza y cereales son la opción más recomendada a dar a los bovinos.
 
Otro punto que resaltó es que los ganaderos creen que cortando el pasto y convirtiéndolo en suplemento desaparecerán los nitratos en el producto. El médico veterinario aclaró que en ensilajes puede haber presencia de estos, por lo que de nada servirá su transformación.
 
“La gente piensa que al secar o ensilar el pasto se reduce el problema y no es así. El nitrato está en pastos frescos o silos”, apuntó Maldonado Gómez, que sugirió a los productores acudir a la compra de suplementos que hayan sido elaborados con forrajes fuera del corredor del Altiplano o comprobar que están libres de nitratos. (Lea: Alerta por intoxicación por nitratos en Valle de Ubaté y Cundinamarca)
 
Al saberse que los bovinos podrán consumir pasto pero en menos proporción, se recomienda que se haga en horas de más radiación solar cuando se reduce un poco el nivel de toxinas el las pasturas.
 
Una de las sugerencias en las que hizo más hincapié el presidente de Asojersey fue la necesidad de que los productores se conciencien sobre la presencia de nitratos en los pastos, ya sea que estén verdes, altos o en mala calidad, porque en todos está la posibilidad de aparición de una alta acumulación de ellos.
 
Escuche lo que dijo sobre este tema Maldonado Gómez
 
Si desafortunadamente el productor no ha dado un manejo adecuado a su hato lechero, y observa que está fatigado, con deposición de estiércol color oscuro, orina más de lo normal y está morada, deberá implementar un tratamiento rápido para evitar que las reses mueran. (Lea: Bromatología: clave para mejorar producción ganadero)
 
Sugirió para ello usar el azul de metileno o el hiposulfito de sodio. El productor puede preparar el primer remedio con 20 gramos de azul en un litro de suero fisiológico, además porque el producto comercial que contiene el metileno ya comenzó a escasear en la región de Boyacá y Cundinamarca.
 
Sobre el hiposulfito de sodio aseguró que se usa porque los pastos también han intoxicado al ganado por cianuro, por lo que se convierte en el antídoto para salvar los animales.  
 
Ernesto González Cely, médico veterinario y profesional del Fondo Nacional del Ganado, FNG, en el departamento de Boyacá, informó que es desalentador el panorama en la región y se habla de más de 500 bovinos afectados por nitratos, por lo que es urgente que se dé luz verde a un proyecto que se formuló en la zona para sacar el mapa de riesgo y evaluar suelos con presencia de este elemento tóxico. (Lea: Todo lo que debe saber por plantas venenosas y ganado bovino)
 
Los nitratos y nitritos
 
Los nitratos se convierten en nitritos en el corriente sanguíneo de las vacas, equino u ovinos, tras el consumo excesivo de pastos con este tóxico.
 
Eso sucede porque los nitritos llegan al corriente sanguíneo y cuando el animal respira, el oxígeno que se ha mezcla con la hemoglobina, se transforma en oxihemoglobina y dificultad el paso del aire al cuerpo de la res.
 
“Sucede que el animal no puede respirar bien por esto porque no puede llevar bien el oxígeno a todo el cuerpo. Por eso se ven los síntomas de ahogamiento en los bovinos intoxicados con nitratos”, explicó Gonzalo Maldonado Gómez.
 
Ante estas premisas, los expertos en salud animal recomiendan a los productores en la región de la Sabana de Bogotá y Boyacá no bajar la guardia y dar un manejo más cuidadoso a la nutrición de sus hatos.