Industria local tiene el reto de vender lácteos light a bajo costo

Por: 
CONtexto Ganadero
26 de Febrero 2016
compartir
venta de lácteos bajos en calorías
Los lácteos con menos calorías se ofrecen en el mercado a un costo alto, lo que frena que la población de estratos bajos los adquieran fácilmente. Foto: CONtexto Ganadero.
La producción y comercialización de bebidas con valor agregado, como las bajas en calorías, son tendencia actual en el mundo entero. Pero su adquisición se concentra en poblaciones de estratos sociales altos. Colombia no es ajena a esta realidad. 
 
The Nielsen Company en Estados Unidos desarrolló hace 6 años un estudio que mostró el inicio de la era del consumo de bebidas lácteas light.
 
En México, por ejemplo, el aumento por el consumo de este tipo de bebidas se incrementó entre un 10 y un 13 % en los últimos 3 años, como lo demostró la empresa Kantar Worldpanel. (Lea: Colombia importó más de 26 mil toneladas de lácteos en 2015)
 
Los estudios corrobaron que la población que más consume bebidas con valor agregado pertenecen a los estratos sociales más altos. El costo mayor que genera consumir un yogur light o un queso con denominación de origen es una realidad desfavorable, según lo dieron a conocer fuentes expertas en el sector lácteo colombiano.
 
Rogelio Rodríguez, coordinador de Encadenamiento Productivo del Fondo Nacional del Ganado, FNG, manifestó que la industria láctea Colombia tiene el reto de producir y comercializar productos con valor agregado que puedan llegar a las poblaciones con menos ingresos económicos.
 
Lo anterior permitiría incentivar el consumo de la leche transformada, acceder a mercados que también quieren probar productos sanos, dinamizar el mercado formal y promover la compra de leche a los ganaderos del país, a quienes, resaltó Rodríguez, se esperaría que “puedan recibir transferencia del valor que gana la industria, sin que se queden todas las utilidades en el comercializador o transformador”.
 
Añadió que “en Colombia tenemos la base de la pirámide tan amplia que no hay poder adquisitivo para acceder a los productos con valor agregado. El reto de la industria es que los estratos medios y bajos acceden a ellos con precios diferenciados”. Recordó que la leche antes se conseguía en presentaciones de 250 y 500 centímetros cúbicos.
 
La propuesta que plantea Rogelio Rodríguez es sacar al mercado lácteos diferenciales en presentaciones pequeñas, las cuales puedan ser compradas por la población de estratos más bajos, que suelen adquirir alimentos día a día y en menos cantidad.
 
“La industria tiene que pensar en las estrategias comerciales, ellos conocen más de eso. Es más que hacer promociones. Con eso, además se aumenta el consumo de lácteos y se favorece la compra de leche a los ganaderos”, recalcó. (Lea: 3 campañas ejemplares para fomentar el consumo de leche)
 
Habla Rogelio Rodríguez del Fondo Nacional del Ganado
Mariano Restrepo Flórez, presidente de la Federación de Lecheros de Antioquia, Fedelán, expuso que los productores no reciben de la industria incentivos sobre la venta de productos con valor agregado.
 
Nunca se sabrá, anotó, si con la leche que les compran harán un queso madurado, fresco o un yogur. En cambio, las asociaciones que acopian 6.000 o 10 mil litros y que fabrican derivados sí reciben contrapartidas por estar al frente de toda la cadena.
 
Restrepo Flórez coincidió con Rodríguez en afirmar que se debe analizar la situación económica actual en el país, ante el aumento de la inflación que frena aun más que los colombianos puedan comprar alimentos con valor agregado, que tienen un costo más alto y llegan en su mayoría a estratos altos.
 
Hay un tema de crisis del que se habla poco como el del poder adquisitivo nacional. Sabemos que en Colombia el mínimo es de $700 mil, y ahora con la inflación, es más difícil que se pueda acceder a un producto funcional, que le vale más a quien lo compra”, remató el presidente de Fedelán.