Ganado colombiano cada vez más apetecido en Oriente y Asia Central

Por: 
CONtexto Ganadero
23 de Diciembre 2016
compartir
expoganados, expoganados familia dulcey, exportaciones de ganado en pie, ganado en pie hacia irak, ganado en pie hacia jordania, fedegán, fep, josé félix lafaurie, ganadería colombiana, exportaciones de ganado en pie en colombia, contexto ganadero, ganadería colombia
Irak es uno de los países que más se interesa por los animales Brahman que se producen en el país. Foto: brahman.com.au / espanol.mapsofworld.com.
Expoganados ha sido una de las empresas que mejor ha aprovechado las ventanas comerciales que tiene el país. La compañía ha enviado más de 70 mil ejemplares en pie a Jordania e Irak y confía en seguirlo haciendo a otros destinos como Israel y próximamente Vietnam. 
 
Pese a los constantes ataques del ministro de Agricultura Aurelio Iragorri Valencia hacia la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y su presidente ejecutivo, José Félix Lafaurie Rivera, las gestiones que durante mucho tiempo ha adelantando el dirigente en compañía del Fondo de Estabilización de Precios, FEP, en la búsqueda de nuevos mercados para la ganadería del país viene dando frutos. (Lea: Colombia puede exportar ganado en pie a Irak)
 
Expoganados, una compañía de la familia Dulcey, es el reflejo del éxito que dejaron las incursiones del gremio por Oriente Medio, pues la empresa capitalizó tal oportunidad y ha logrado poner en suelo iraquí y jordano alrededor de 70 mil animales de origen colombiano, lo que ha dejado ganancias por USD45 millones.
 
Miguel Dulcey Durán, representante legal y gerente de la empresa habló con este diario del éxito logrado en materia exportadora, sus expectativas de cara al año que está próximo a comenzar y la posibilidad de que se merme la venta de ganado y carne hacia el exterior.
 
El gerente de Expoganados aseveró que el crecimiento en el comercio de animales en pie se debe a la demanda de Irak por los bovinos colombianos, nación que siempre ha estado interesada en adquirir animales por encima de los 400 kilos, semovientes que son producidos en Cesar, Bolívar y Atlántico. Mientras que Jordania busca novillos con pesos entre 300 y 400 kilos, pero esas exportaciones han caído por el precio de esas especies. (Lea: 2016 se augura como un buen año para exportaciones de carne)
 
Añadió que la compañía estuvo con Fedegán y el FEP en una rueda de negocios en Dubai y una Feria de París en donde hicieron contactos con potenciales clientes y allí pudieron darse a conocer como una empresa seria, que cumple con las ventas y que tiene la logística suficiente para enviar las cantidades de ganado que requieren en diversos países.
 
Para el próximo año la proyección de ganado en pie aumentará porque se abrió el mercado con Egipto y ellos ya están pronosticando unas compras para 2017, lo mismo va a ocurrir con Vietnam, protocolo en el que se viene trabajando. Eso significa que los precios de los animales van a tender al alza y a mi modo de ver eso es bueno para la el país, porque entre mayor precio y mercados abiertos, hay mayor inversión en el campo y en la cría”, argumentó.
 
Escuche las declaraciones del empresario
 
Ante la posibilidad de que el país cierre las ventas de ganado y carne en pie, propuesta planteada por el mismo ministro de Agricultura, Dulcey Durán aseguró que ese cierre solo genera daños a la ganadería, pues caen de inmediato los precios de los animales gordos y flacos, lo que no permite que fluya el capital ni se oxigene el sector. (Lea: Expertos en temas cárnicos lamentan propuesta del MinAgricultura)
 
“Los ganaderos estamos contentos con esa situación y queremos que nuestros animales tengan salida y no solo limitarnos al mercado nacional. ¿Para qué se abren protocolos de ganado vivo con tantos países si se van a cerrar?. Recuperar luego un cliente cuesta demasiado y las opciones de volver a repuntar en el negocio es complicado”, expuso.
 
El comerciante remató diciendo que la alternativa real y de mercados que reconocen el ganado colombiano son los de Oriente Medio, por esa razón los productores deben seguir trabajando para llegar para lograr satisfacer las necesidades de proteína que hay en esas zonas.