Siguen los esfuerzos por erradicar el maltrato en el manejo bovino

Por: 
CONtexto Ganadero
11 de Enero 2017
compartir
erradicación del maltrato bovino,  manejo bovino, comportamiento bovino, etología bovina, buenas prácticas ganaderas, bienestar animal, CONtexto ganadero
Cuando no se golpea, ni se grita al bovino, se disminuye el estrés y por ende aumenta la producción bien sea de carne o leche. Foto: hernandezfoto.zenfolio.com.
Los golpes y los gritos son técnicas erróneas que han sido utilizadas por muchos años en el manejo de los bovinos. Estas generan estrés y por ende reducción en la producción, de allí la importancia de evitar estas prácticas y conocer mejor el comportamiento animal.
 
Existen diferentes aspectos que afectan la conducta de los semovientes, el uso de perros para arrearlos, gritarlos, torcerles la cola o azotarlos con látigos o varas son algunos de ellos
 
Las consecuencias del maltrato resultan evidentes y se pueden llegar a convertir en grandes pérdidas económicas. Un ejemplo de ello es que los hematomas y las contusiones disminuyen la calidad de la carne. (Lea: Bienestar animal, clave para lograr rentabilidad en la ganadería)
 
Desafortunadamente el maltrato a los animales que se encuentran en la finca es un tema de todos los días. Algunos vaqueros no tienen consideración, ni respeto con estos seres vivos que proporcionan grandes beneficios al ser humano.
 
Diego Eduardo Ríos, coordinador de la Unidad de Extensión Rural del Comité de Ganaderos de la Hoya del Río Suárez, comentó que hoy en día es de vital importancia conocer la conducta de las especies con las que se trabajan, en este caso la de los bovinos.
 
"Si nosotros desconocemos el comportamiento de los semovientes la realización de la labores más sencillas de la finca, se van a tornar muy complicadas. Si creemos que tratándolos mal y golpeándolos van a producir más, estamos equivocados", aseveró.
 
Según Ríos, con un buen manejo de los animales se puede evitar el estrés, y por consiguientes se puede conseguir una mejor producción, ya sea de carne o de leche. (Lea: Bienestar animal: un tema del que se habla mucho y pocos dominan)
 
Agregó que si bien es necesario domar a los bovinos de manera racional desde una temprana edad, es aún más trascendental apostarle a la capacitación de los vaqueros, pues al fin de cuentas son ellos quienes tienen contacto directo con los bovinos.
 
Se recomienda que los encargados de la finca aprendan los principios básicos de la etología bovina, conozcan la conducta de los animales, respeten sus derechos y manejen rutinas.
 
"Tradicional o culturalmente, algunos ganaderos o vaqueros están acostumbrados a golpear y gritar los animales. Si el dueño de la finca permite que desde el primer momento se les maltrate, ese será su día a día", comentó.
 
También dijo que hoy en día se está intentando erradicar esas prácticas de las fincas a través de la implementación de las buenas prácticas ganaderas y las capacitaciones demostrativas.
 
Por su parte, Esteban de Jesús García Camargo, médico veterinario, manifestó que es necesario eliminar el maltrato de los animales en la finca porque todos ellos son seres vivos que tienen derechos y deben ser respetados. (Lea: La importancia de la etología en una explotación ganadera)
 
"Así el hombre se encuentre en una posición de poder, no tiene por qué lastimarlos. En los últimos años se la ha venido dando mucha relevancia al bienestar animal. Sin embargo, en gran parte del campo aún se desconoce este tema por eso conveniente apostarle a la capacitación de los productores y campesinos", remató.