Criterios importantes a la hora de elegir subproductos para el ganado

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Octubre 2016
compartir
Elección de subproductos ganado bovino, subproductos alimentación bovina, suplementación bovina, suplementación con subproductos, requerimientos nutricionales ganado bovino, contenido nutricional subproductos ganado bovino, recomendaciones elegir subproductos para alimentación de ganado bovino, tipos de subproductos para alimentar al ganado, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Las cáscaras de frutas o los residuos de cultivos como trigo o cebada se pueden ofrecer al ganado. Foto: http://www.tiemporojas.com - http://pichincha.quebarato.com.ec - www.ecoticias.com
En tiempos de escasez, cuando falta el pasto y los suplementos habituales para alimentar a los animales, el ganadero puede recurrir otros productos como residuos de cultivos o frutas. Le ofrecemos algunos consejos para elegir adecuadamente estos alimentos.
 
La necesidad de la suplementación nace de la incapacidad de la vaca para consumir las cantidades de pasto necesarias para sostener una producción.
 
A partir de ese hecho, lo que se busca es suplir los requerimientos energéticos, proteínicos y de minerales que tienen los rumiantes, con el fin de que prolongar su vida productiva. (Lea: La cebada, subproducto energético y proteínico para el ganado)
 
El especialista en nutrición bovina Luis Cuadros Moreno sostuvo que la suplementación aporta materia seca, MS, en épocas de escasez e incrementa la producción en el corto plazo, mientras que en el mediano y largo , mejora la condición corporal, la reproducción y las lactancias.
 
A la hora de elegir subproductos para aportar al ganado, se tienen en cuenta factores como el tipo de suplemento y la cantidad, el estado actual del animal o el balance energético. Cuadros Moreno precisó que la suplementación no corrige totalmente los problemas del hato pero sí ayuda notablemente en bajas de producción.
 
“La vaca moderna dirige gran parte de los nutrientes suplementarios hacia la producción de leche y no hacia la restitución de sus reservas, por eso es una solución parcial”, indicó. (Lea: Germen de maíz, importante alternativa de suplementación bovina)
 
En este sentido, Cuadros Moreno sugirió al ganadero hacerse las siguientes preguntas: ¿Qué voy a suplementar? ¿Cuánto voy a suministrar? ¿Cómo lo voy a suministrar? ¿Qué nivel de producción rentable alcanzo?
 
El experto aseveró que en la actualidad el 70 % de los ingredientes en concentrados son subproductos de cultivos como trigo, cebada y maíz, que no se dan en Colombia, y deben importarse de otros países. (Lea: Sobrantes de restaurantes se transforman en comida para ganado)
 
Hay otras alternativas agroindustriales que provienen del algodón (cáscara y semilla), arroz (harina), maíz (gluten, germen y salvado), cervecera (levadura y afrecho), molinera (salvado de trigo), panificadora (pan, melaza), entre otros.
 
Por otro lado, muchos ganaderos recurren a otras fuentes de alimento como los residuos de frutas como cáscaras, o incluso ingredientes inusuales de consumo humano como maní, chitos o galletas. Hay un productor en Calarcá, Quindío, que les ofrece mayonesa.
 
En ese mismo sentido se pronunció Alex Gutiérrez, zootecnista y experto en nutrición de ganado de leche, quien dijo que el criterio más importante a la hora de elegir cualquier alimento es que sea de buena calidad.
 
Con calidad, me refiero tanto a la composicional, que aporte nutrientes adecuados, así como higiénica y sanitaria, para evitar problemas de hongos que puedan afectar a los animales”, precisó.
 
También se refirió al costo, pues por más barato que pueda parecer al principio, Gutiérrez desaconsejó que sea el único factor por el cual se incline el propietario de ganado. (Crónica: Vacas lecheras son alimentadas con chitos, maní y galletas)
 
“El hecho de que me regalen una fruta no quiere decir que es lo único con lo que debo alimentar a los animales, porque tienen pura agua. Para ellos también es importante la materia seca. A veces lo barato sale caro, pues puede que yo le esté dando esos alimentos pero el bovino no está recibiendo los nutrientes adecuados”, aseveró.
 
A estos criterios, Cuadros Moreno añadió otros como qué tan apropiada es la composición nutricional del producto, sus valores nutritivos, los costos de procesamiento y si hay peligros para hombres o animales asociados a estos subproductos.
 
También es importante la disponibilidad, esto es, cuánto tiempo tiene el ganadero para suministrar ese alimento durante mucho tiempo. “Los bovinos consumen grandes raciones de alimento y la consistencia del producto debe ser suficientemente buena para soportar su uso a largo plazo”, remató.