Conozca los factores que afectan el peso al destete

Por: 
CONtexto Ganadero
10 de Enero 2017
compartir
factores que afectan el peso al destete, peso al destete de los becerros, alimentación de los terneros, manejo de los terneros, CONtexto ganadero
Son varios los factores que pueden incidir en el peso al destete. Foto: elmercurio.com.
En el destete no solo es relevante conocer el clima y las características del suelo de la región en la cual se practique. También se debe considerar si el ganado tiene propósitos de producción de leche o carne.
 
En el caso del ganado de carne, esta práctica representa una medida útil de manejo animal para tener hembras capaces de preñarse en menor tiempo y crías más fuertes que serán rumiantes a corta edad.
 
La incidencia de los fenómenos naturales, los tipos de suelos, la calidad de pasturas, la estacionalidad, la época del nacimiento de la cría, la edad de la madre al parto e incluso el sexo del becerro, son factores que pueden incidir en el peso al destete. (Lea: El destete en ganado de leche y de carne, dos prácticas opuestas)
 
Carlos Botero, ganadero de ceba en Antioquia y experto en manejo animal, manifestó que son muchos los factores que se deben analizar y manejar a la hora de realizar el destete, entre ellos los cambios climáticos.
 
Es necesario considerar las condiciones del clima de las regiones donde se encuentra la ganadería con la intención de practicar el destete adecuado en las crías.
 
Tener en cuenta las temporadas de invierno y verano contribuye con la ganancia de peso de los terneros, pues con esta información es de donde se parte para saber qué y cuánta comida proporcionar.
 
De acuerdo con Botero, los tipos de suelos y la calidad de los recursos fibrosos que se les proporcionan a los animales son de vital importancia pues cuando se asegura que los becerros cuenten con los requerimientos nutricionales necesarios, se podrá garantizar el crecimiento en la condición corporal. (Lea: Las 7 ventajas de destetar el ganado de carne)
 
"Es fundamental que al momento del destete el becerro tenga comida. Muchas veces la vaca hace un excelente trabajo con la cría, pero en ocasiones el ganadero lo daña porque en el post destete no se le brinda el pasto suficiente", aseveró.
 
En ese sentido se manifestó Miguel Roberto Dulcey, productor pecuario, representante legal y gerente de la empresa Expoganados Internacional, quien dijo que cuando se pasa el ternero a pastoreo se le debe brindar algunas vitaminas y una buena purga.
 
Asimismo, afirmó que cuando entre el invierno o el verano es necesario complementar la alimentación con una buena suplementación.
 
El ganadero de ceba señaló que implementar la estrategia de monta estacional o sincronización de las vacas puede jugar un papel muy importante en el hato porque con ella se estipula que la época del nacimiento de las crías vaya de la mano con la temporada de mayor oferta forrajera. (Lea: Destete tradicional, precoz e hiper precoz, un asunto de cuidado)
 
Con respecto a la influencia de la edad de la madre al parto en el destete, el experto en manejo animal explicó que hay diferentes criterios y puntos de vista. En su caso personal,  tiene en su finca vacas mayores de 9 años que destetan becerros con muy buenos pesos.  
 
Comentó que hay ganaderos que descartan las vacas cuando cumplen determinada edad, pero en su ganadería eso solo pasa si estadísticamente la productividad y el rendimiento del animal no es el ideal.
 
"Indiscutiblemente la edad si influye pero si una vaca, por más años que tenga, me desteta un ternero al año de más de 220 kilos yo no la saco del hato", sostuvo.
 
En cuanto al sexo de la cría, Carlos Botero aseguró que según su experiencia los machos obtienen mejores pesos al destete que las hembras. (Lea: Destete temporal en terneros, pilar para mejorar la preñez)
 
En su finca los destetes se empiezan entre los 7 meses y medio y los 8 y en promedio a esa la edad los machos entregan 247 kilos y las hembras 225.
 
Los expertos no dejaron de lado una de las ventajas que más peso tiene en el hato bovino como lo es el manejo sanitario, el cual es más cómodo de hacer y sale más económico si los animales han sido destetados y separados de sus madres a los pocos meses de nacidos.