Platanicultores llevan 11 semanas sin saber qué es recibir su pago

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Julio 2014
compartir
Producción plátano
Según los productores, Banacol les adeuda USD$2 millones 200 mil. Foto: Tomada de eldiario.com.ec.
CONtexto ganadero pudo establecer que cerca de 5.000 productores no cuentan con un sustento económico para llevar a sus hogares. Los agricultores plantean la idea de irse a paro, en la que sería la segunda protesta del agro en este 2014.
 
CONtexto ganadero quiere dar a conocer la situación que viven cerva de 5.000 agricultores que se dedican a la producción de plátano por la falta de pagos de la corporación internacional Banacol, una problemática que pone en grave riesgo la estabilidad social y económica de la región.
 
De acuerdo con José Hernández, presidente de la Federación de Productores de Plátano de Colombia, Fedeplacol, una vez se conoció la situación, el paso siguiente fue alertar al Gobierno nacional con el fin de que tomen una medida que proteja a los platanicultores a largo plazo. (Lea: La masacre de las bananeras en Colombia, ¿segunda parte?)
 
Nosotros le pedimos a la coordinadora de Cadenas y al coordinador general del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural que hicieran la investigación pertinente, porque si cualquier empresa no paga, lo más lógico es que haya una intervención del Estado. La respuesta que nos dieron fue que iban a hacer una investigación, pero eso es de carácter urgente porque cuando se vive de lo que se vende y sin que paguen, se está es al borde de la inanición, la gente no tiene con qué comer”, indicó el dirigente gremial.
 
Adicional al problema del pago, el segundo inconveniente que tienen los productores de plátano está en las inversiones a los cultivos, ya que sin dinero no se pueden llevar a cabo actividades como fertilización y prevención de enfermedades como la ‘Sigatoka’.
 
“Necesitamos racimo y medio para hacer una caja que pesa 23 kilos y así poder exportarla, pero en Urabá usan 3 racimos y eso se debe a la falta de labores culturales oportunas. Este problema lo que está haciendo es atentar en contra de la seguridad económica y social de la región”, agregó Hernández.
 
Este medio también pudo conocer la opinión de un productor de la zona, quien pidió la reserva de su nombre por razones de seguridad, el cual indicó que las pérdidas económicas son enormes y que los productores son los mayores perdedores porque no reciben un precio justo por la producción. (Lea: Cultivos de plátano y banano tendrán acciones de vigilancia en 2014)
 
Nosotros como productores de plátano somos la "cenicienta" del paseo en la agroindustria y muy bien se sabe que la rentabilidad del negocio está es en la comercialización, no en la producción de plátano, entonces hay descompensaciones que el Gobierno nunca ha previsto, como los precios del plátano, de los insumos, del transporte, que ponen las comercializadoras como Banacol, Uniban y Del Monte, y lo único que el productor hace es entregarles las cajas de plátano a estas comercializadoras, en la calidad de ‘consignación’, porque así es el contrato que ellos tienen”, señaló el agricultor de Urabá.
 
Más del sistema de contrato
 
En la primera semana, los productores le entregan a las comercializadoras determinadas cajas de plátano, teniendo en cuenta su capacidad. Dichas empresas comercializan el producto, según el contrato que firmó el platanicultor, “si en un tiempo ellos no pueden vender o tienen problemas con el plátano, el que pierde es el productor y son figuras que ellos se han inventado para no perder en el mercado”, aseveró el productor. El pago, se daría 8 días después, “pero así nos han tenido desde hace tiempo, incluso Banacol nos ha dicho que están en un proceso de iliquidez”, sentenció el platanicultor afectado.
 
Según el productor, durante esas 11 semanas en las que no les han pagado, se produjeron alrededor de 25 mil cajas a la semana, y el pago por cada una de ellas es de USD$8, aunque antes era de USD$9, y según los cálculos de los agricultores, la empresa Banacol le está debiendo a los productores cerca de USD$2 millones 200 mil, “es posible que estén jugando con esa plata porque seguramente a quien se la vendieron hace mucho pagó por el producto”. (Lea: Bananeros reclaman por bajas a sus salarios)
 
Motivados por las sospechas que tienen los productores sobre la liquidación de Banacol, algunos han optado por vender el producto a otras comercializadoras como Uniban, pero según la dirección del programa Plátano de esta empresa, la recepción del producto ha colapsado porque en promedio hay una producción de 55 mil cajas para el primer trimestre y han llegado 20 mil de más, lo que para algunos representa una política de rechazo y discriminación con el productor.
 
Le hemos enviado cartas a todos: al gobierno departamental, al nacional, pero nadie se preocupa y las empresas nos dicen que están en quiebra, y lo peor es que todas las semanas piden plátano, ¿entonces? Habrán productores inocentes que vendes sus cajas, pero esto es una ‘bellacada’ porque saben que el productor no tiene el mismo grado de conocimiento que puede tener un agricultor que produzca café, por ejemplo, y es muy difícil poner de acuerdo a pequeños productores para que se asocien”, comentó el platanicultor del Urabá.
 
Frente a este tema, CONtexto ganadero quiso conocer la opinión de la empresa Banacol, pero nadie quiso pronunciarse sobre el tema. (Lea: Productores de banano piden ampliar plazos para pagar créditos)
 
Si uno tuviera una formación para los mercados de manera seria, se podría aprovechar todo, pero como lo que hay son solo los anuncios de prensa, los únicos que sí aprovechan son las grandes empresas, nosotros no tenemos acceso. Estamos interesados en hacer un paro regional y buscamos el apoyo de los gremios a nivel nacional y de sindicatos porque es la única solución que le queda al productor y al pueblo raso”, puntualizó el agricultor del Urabá.