Los mejores ingredientes para combinar con quesos en esta Navidad

12 de Diciembre 2016
compartir
Los quesos son muy versátiles, los podemos usar en platos salados y dulces, fríos o calientes y por ello, de seguro estarán presente en alguna de nuestras recetas esta Navidad. Para sacarle mayor provecho a los mismos, te contamos cuáles son los mejores ingredientes para combinar con quesos.

Combinaciones saludables a base de queso

Sabemos que no hay alimentos buenos o malos, pero sí hay sanas y malas combinaciones de ingredientes que debemos conocer si queremos lucirnos con nuestros platos y además, obtener el máximo provecho posible de cada producto que utilizamos.
 
Por ello, para los amantes de los quesos, saber qué ingredientes son los que mejor combinan en cuanto a propiedades nutricionales y también, respecto a su sabor y aroma, resultará de gran ayuda si buscas lograr platos sanos y de calidad.
 
Para obtener buenas combinaciones, es importante recordar que los quesos poseen en su mayoría, un alto porcentaje de sodio, proteínasde calidad, calcio, vitamina D, potasio y cantidades variables de grasas. (Lea: 7 consejos para escoger el mejor queso en el mercado)
 
En función de ello, no sólo escogeremos teniendo en cuenta el sabor sino también, los nutrientes de otros ingredientes que nos ayuden a optimizar la absorción de vitaminas y minerales o que mejoren la disponibilidad de alguno de ellos al combinarse con quesos.
Los mejores ingredientes para combinar con quesos
 
Teniendo en cuenta los nutrientes que posee el queso y que algunos de ellos pueden utilizarse mejor en nuestro organismo en presencia de otros, os contamos cuáles son los mejores ingredientes para combinar con quesos y por qué:
  • Frutas frescas: las frutas frescas en general ofrecen ácido cítrico y vitamina C en cantidades variables. Ambos factores favorecen la utilización del calcio que presentan los quesos, por ello, combinar frutas frescas y quesos siempre es buena alternativa. Por ejemplo, en esta ensalada de persimón y granada, estas mini tarteletas de hojaldre con higos y dos quesos, o en estos fresones balsámicos a la naranja con cremoso de queso.
  • Frutos secos y semillas: estos ingredientes poseen elevada proporción de grasas buenas, fibra y proteínas vegetales que complementan muy bien con la ausencia de estos nutrientes que poseen los quesos, pero además, la vitamina E de los frutos secos y semillas se utilizará mejor en presencia de las grasas del queso y a la inversa, la vitamina A del queso se absorberá más ante las grasas de los primeros. Buenos platos que emplean esta combinación son esta tortilla de espárragos, almendras y queso manchego, la clásica salsa pesto, este camembert relleno de frutos secos, o esta tarta con queso, nueces y miel.
  • Hojas verdes frescas: las hojas verdes son fuente de fibra que viene muy bien para acompañar a los quesos así como también, aportarán toda su frescura a los mismos, pero además, las hojas verdes tienen carotenos que se absorben mejor en presencia de grasas que pueden ofrecer los quesos. Por lo tanto, podemos combinar estos ingredientes en ensaladas como esta que contiene lechuga iceberg y queso feta, esta ensalada caesar o esta ensalada griega con espinacas y queso de cabra.
  • Pastas, arroz y harinas: se trata de alimentos ricos en hidratos de carbono que ante la presencia de quesos ricos en proteínas incrementan su valor nutricional y reducen su índice glucémico, resultando así en una combinación más saciante y completa. Podemos poner en práctica esta combinación en una pasta con hortalizas y queso feta, en unos gnocchi con salsa de queso mascarpone, en una pizza, o en un risottopor ejemplo.
  • Hierbas frescas: con determinadas hierbas o especias los quesos combinan más que otros, por ejemplo, con el perejil y la albahaca ricos en carotenos, el queso combina muy bien por su riqueza en grasas que mejoran la utilización de estos pigmentos. Asimismo, con pimentón, guindilla o cilantro, que poseen vitamina C, los quesos se benefician porque la absorción del calcio se ve favorecida. Entonces, podemos emplear estas combinaciones en quesadillas, en una ensalada con albahaca, mozzarella y otros ingredientes, o en salsas, guisados y otros platos.
La realidad es que en sabor, los quesos combinan muy bien con casi todo tipo de ingredientes, sólo debemos escoger los ejemplares adecuados.
 
Sin embargo, si queremos aprovechar al máximo los nutrientes y favorecer su uso en nuestro organismo, lo ideal es utilizar alguna de las combinaciones antes dichas, pues estos ingredientes junto a diferentes quesos, mejorarán la calidad de nuestros platos y los volverán mucho más saludables.