Desarrollan un envase inteligente que informa de la frescura de la carne

05 de Diciembre 2016
compartir
El envase “inteligente” permitirá informar en tiempo real acerca de la calidad de la carne de vacuno fresca y predecir su vida útil restante mediante unos sensores y un lector externo desarrollado a través de técnicas de inteligencia artificial. (Blog: 3 consideraciones para obtener mejores productos emulsificados)
 
El prototipo, desarrollado por el Centro Tecnológico Agroalimentario de la Asociación de Industrias Cárnicas del Principado, consta de tres sensores específicos para la identificación y cuantificación de los compuestos orgánicos volátiles (VOx) que desprende la carne a medida que se deteriora.
 
El envase dispone de un film de 3 capas que incluye los sensores mientras que el dispositivo externo de lectura procesa la información que le proporcionan mediante el uso de un software inteligente que determinará la calidad de la carne y su vida útil.
 
Según sus promotores, este producto tiene un impacto potencial muy importante desde el punto de vista de la cadena de valor alimentaria y del de los consumidores al permitir a las empresas de distribución conocer de inmediato el impacto que una rotura de frío puede tener sobre la carne y reformular el etiquetado de caducidad así como activar los protocolos de contingencia requeridos.
 
A nivel de supermercado los responsables podrían conocer continuamente el estado de la carne y por tanto conocer la fecha real de caducidad, que actualmente se fija con base en criterios establecidos para cada producto de forma que se derrocha una gran cantidad de alimento perfectamente comestible. (Blog: ¿Comer carne o no?)
 
Además, inciden en que transmitiría confianza y transparencia al consumidor dado que el etiquetado sería correcto y garantizaría que el producto que está comiendo se encuentra en buenas condiciones.
 
La investigación se ha llegado a cabo dentro del proyecto europeo TOXDTECT, que comenzó a funcionar hace 3 años y en el que han participado ocho entidades internacionales (tres asociaciones industriales, dos pymes, dos centros de investigación y una empresa de base tecnológica).
 
Texto original en el siguiente enlace